curved lines
LSNJLAW: Las leyes en New Jersey y usted
LSNJ
  LEA ÉSTODíganos lo que piensaObtenga más ayudaAcerca de LSNJEnglishMapa del sitioBuscar
 
deudaycompras

Deuda y compras

Inicio Ayuda     
Página principal > Deuda y compras > Automóviles

El embargo de un vehículo: Una guía para el consumidor

 

Un automóvil es una inversión importante. A menudo, éste es esencial para el bienestar financiero del hogar. Cuando la economía decae, como en la actualidad, se embargan muchos vehículos (quiere decir que la entidad que le dio el préstamo para comprar el vehículo se lo quita).

Este artículo le dará información general sobre el embargo de un auto que usted ha comprado para su uso personal. Se le explicará cómo evitar que se lo embarguen y qué puede hacer si se lo embargan. Por último, el articulo se centrará en lo que debe hacer si después de que le embargan el vehículo lo demandan.

Tenga en cuenta: Los asuntos legales en torno a un embargo vehicular son complicados. Usted debe buscar un abogado para que lo represente, sobre todo si ha recibido documentos legales tales como una citación y la demanda. La Asociación Nacional de Defensores del Consumidor, en inglés the National Association of Consumer Advocates, tiene una lista de abogados especializados en asuntos del consumidor. También puede que llene los requisitos para obtener la ayuda de la oficina regional de los Servicios Legales o de la Unidad de los Servicios Legales de Nueva Jersey para la Protección del Consumidor, (CPU). Póngase en contacto con la unidad para la protección del consumidor marcando el 1-888-LSNJ-LAW (1-888-576-5529) para ver si usted cumple con los requisitos para recibir ayuda.

Cómo evitar que le embarguen el vehículo.

¿Cuándo le pueden embargar el carro?

Se lo podrán embargar sólo si:

  • El acreedor (el banco que le otorgó el préstamo) tiene un interés vigente en el vehículo como depósito, (lo que significa que el prestamista tiene un acuerdo de préstamo válido en el que se le permite usar el coche como garantía para el préstamo). Esto es similar a lo que ocurre cuando se utiliza una casa como garantía en un préstamo hipotecario.

  • El préstamo para la compra del auto está en incumplimiento. Un préstamo está en incumplimientocuando usted no ha hecho algo estipulado en el contrato del préstamo, como por ejemplo hacer los pagos en la fecha de vencimiento y asegurar el vehículo. No todos los prestamistas exigen el cumplimiento estricto de las condiciones del préstamo. Sin embargo, un prestamista no tiene la obligación de aplazar un embargo o aceptar pagos parciales.

¿Cómo puedo evitar un embargo?

Una forma de disminuir el riesgo de incurrir en incumplimientodebido a un cheque sin fondos o el retraso en un pago es pagar con un mes de antelación. Este pago extra sirve como protección en caso que usted tenga dificultades financieras en el futuro. Además, si desea que no le quiten su automóvil, haga los pagos del préstamo del carro antes de pagar las deudas no esenciales, tales como las cuentas de las tarjetas de crédito.

¿Qué pasa si no puedo hacer los pagos al préstamo?

Si no puede hacer los pagos, corre el peligro de incumplir al préstamo que hizo para comprar su vehículo. Usted puede impedir que el prestamista se lleve su vehículo si puede probar algunos de los pasos que se describen a continuación.

  1. Una modificación

    Si le parece que va a tener problemas para hacer los pagos, puede pedirle al prestamista que haga una modificación (un cambio permanente por escrito) o un ajuste (un cambio temporal por escrito) en el acuerdo del préstamo. Algunos de los cambios al contrato del préstamo incluyen:
    • La reducción de la tasa de interés;
    • La ampliación del plazo del préstamo;
    • La cancelación del seguro del crédito (el seguro que usted paga para cubrir el préstamo en caso de que usted no lo pueda pagar debido al desempleo, muerte o una discapacidad)
    • La cancelación del seguro complementario (el seguro que usted paga, para cubrir el saldo adeudado del préstamo si su automóvil resulta totalmente destruido en un accidente y el saldo del préstamo excede su valor en el mercado que el seguro estándar pagaría), y
    • La cancelación del contrato de servicios.

    Asegúrese de que cualquier cambio en el contrato sea por escrito, incluyendo sólo las condiciones con las que usted está de acuerdo y pueda pagar, y que esté firmado tanto por usted como por el prestamista. Los cambios no responsabilizan a la entidad crediticia a menos que sean por escrito y estén firmados por el prestamista.

  2. La refinanciación

    Otra idea es buscar un préstamo más asequible a través de un préstamo de refinanciación con otro prestamista.

  3. La cancelación y devolución voluntaria

    Otra opción puede ser la de anular el contrato de venta y devolver el vehículo con el acuerdo por escrito del prestamista donde éste indica que usted ya no debe ninguna parte del préstamo. Algunas de las razones jurídicas más comunes para la cancelación de un contrato de venta son que el vehículo no pasó la inspección o que no está en condiciones de uso.

    Cuando cancele el contrato, usted necesita obtener un acuerdo por escrito, firmado entre el comerciante o prestamista y usted. El acuerdo debe establecer que:
    • Todos ustedes aceptan cancelar el contrato de la venta.
    • Usted ya no tendrá ninguna obligación en virtud del préstamo para la compra del carro.
    • El prestamista no le enviará un informe a las tres agencias encargadas de los informes de crédito (Equifax, Experian y TransUnion) declarando de su mora al préstamo, si ya se envió el informe negativo, dicho informe se limpiará (o eliminará) ante las agencias encargadas del manejo de la información crediticia.

    Es muy importante que obtenga toda la información por escrito. Si devuelve su carro sin un acuerdo escrito indicando que usted ya no debe nada por el préstamo, el prestamista tendrá en cuenta la devolución como un embargo voluntario y pondrá una demanda en su contra en un caso de cobranza.

    Una precaución: Antes de cancelar o entrar en cualquier acuerdo, modificación, o arreglo con el prestamista y / o distribuidor es una buena idea hablar con un abogado. Si usted hace un pacto, podría estar renunciando a otras reclamaciones legales que podría presentar por daños y perjuicios, como una demanda por fraude, fraude al consumidor, o el incumplimiento de un contrato.

  4. Una venta particular

    Si su préstamo ya está atrasado, una opción que tiene es pedirle al prestamista para ver si usted puede tratar de vender el vehículo por su propia cuenta. Si lo vende por una suma mayor a la que el prestamista podría obtener si le embarga el carro y lo vende en una subasta pública usted le deberá menos dinero al prestamista.

  5. La quiebra

    La bancarrota también evita el embargo. Una vez más, usted debe hablar con un abogado porque las cuestiones legales son complejas. Si el préstamo incluye más de un comprador, entonces, todos los compradores y todos los firmantes deben presentar una solicitud de bancarrota para proteger el vehículo. Otra opción es que una persona solicite una bancarrota bajo el capítulo 13 y haga los pagos atrasados.
       

¿Cómo puede la bancarrota ayudar contra un embargo?

Si usted se declara en quiebra, y si puede usar la suspensión automática, entonces los acreedores tienen que parar todo esfuerzo destinado a la cobranza. Esto significa que el prestamista no puede recibir de nuevo el vehículo a menos que el tribunal para la bancarrota lo permita. En el caso de las deudas garantizadas, tales como los préstamos para la compra de un auto, usted puede pagarlo por completo o bien puede ponerse al día con los pagos atrasados, mientras que el proceso de la bancarrota sigue pendiente.

Dependiendo de las circunstancias particulares, usted puede elegir la solicitud de bancarrota bajo el capítulo 7 o el capítulo 13. En una bancarrota bajo el capítulo 7 usted puede rescatar su auto, lo que significa que pagará el préstamo en su totalidad, o puede solicitar una reducción en la cantidad necesaria para solventar el préstamo de manera que sólo tenga que pagar el valor justo de dicho vehículo en el mercado. Además, una bancarrota bajo el capítulo 7 es una buena opción si usted puede costearse el pago del préstamo, pero necesita unos 30 días adicionales para hacerlo.

Si usted presenta una solicitud de bancarrota bajo el capítulo 13, es posible ratificar el préstamo y hacer los pagos atrasados a través de un plan de pago. En general, un plan de pago incluye los pagos mensuales por un periodo de hasta cinco años. También en el proceso de quiebra, es posible litigar defensas o reclamaciones como consumidor contra el prestamista. Para evitar que se le haga un embargo, usted tiene que solicitar la bancarrota rápidamente.

Para presentar la solicitud rápidamente, lo que necesita hacer es obtener asesoría con respecto al crédito y radicar algunos documentos ante el tribunal. La declaración de una quiebra "urgente" incluye:

     

 

  • Una certificación de haber terminado una asesoría de crédito;
  • La solicitud en tres páginas para la bancarrota;
  • Un aviso para los acreedores (llamada la agenda de los acreedores), y
  • El pago de los cargo para la radicación. (Si sus ingresos están por debajo del 150% del nivel federal de pobreza, se le perdonará o exonerará el costo de la presentación).

Usted tiene que presentar los papeles restantes, antes de que se cumplan 14 días de la solicitud de las medidas emergentes. Estos incluyen la petición de bancarrota restante y los documentos adjuntos, llamados planes. Además, dentro de los 60 días siguientes a la declaración de quiebra, debe proporcionarle al prestamista la prueba de que el auto sigue asegurado. Más adelante volveremos a hablar de la bancarrota, ya que también ésta sirve para recuperar un vehículo que ha sido embargado.

El embargo

¿Qué documentos necesito si un prestamista me va a embargar y a quitar el carro?

Si encara un embargo, tiene que planificar el futuro. Guarde todos los documentos relacionados con la compra y el embargo del vehículo. Estos documentos incluyen:

  • El contrato original de venta a plazos;
  • Todo documento proporcionado por el concesionario y el prestamista;
  • Toda correspondencia enviada por el concesionario y el prestamista, incluidos los sobres;
  • Todo documento relacionado a la reparación del vehículo;
  • Todo documento relacionado a la inspección, y
  • Todos los pagos hechos al préstamo.

Estos documentos pueden ayudarle a establecer quejas legales contra el concesionario de vehículos y el prestamista. También pueden servirle para defenderse contra la demanda entablada por el acreedor para cobrarle a usted el dinero (acción para la cobranza o acción por deuda). Es importante que no deje estos documentos en la guantera del vehículo. Si lo hace, cuando le embarguen y le quiten el coche, se podrían perder.

¿Tiene el prestamista que avisarme antes de embargar mi vehículo?

El prestamista no tiene la obligación de advertirle antes de quitarle el vehículo. Si el prestamista tiene derecho a embargar el carro, entonces se lo puede quitar sin ir al tribunal primero. Esto se llama un embargo por cuenta propia.

Nota: Hay una excepción en los casos cuando el propietario del vehículo es un miembro de las fuerzas armas en servicio activo. Si un militar en servicio activo ha hecho al menos un pago al préstamo, su vehículo no puede ser objeto de un embargo por cuenta propia a manos del prestamista.

Cuando el prestamista le embarga el carro, lo debe hacer sin alterar su paz. Cuando el tribunal examina un embargo para determinar si se le alteró la paz, indaga si el dueño estaba presente, si la empresa encargada de alzar el carro entró a la casa o al garaje sin el permiso del propietario, y si la empresa utilizó la fuerza o una amenaza violenta para llevarse el vehículo. Si el prestamista se lleva el vehículo mientras éste está en un estacionamiento cerrado, en general, es algo ilegal. Si el tribunal decide que el prestamista quebrantó la paz, el prestamista y / o la empresa que se llevó el vehículo será responsable por los daños causados durante la retención errónea del carro.

Después de la retención

¿Qué sucede después de que se llevan el vehículo? ¿Hay alguna manera de recuperar mi carro?

Si se llevan su carro, tendrá poco tiempo para que se lo devuelvan junto con los objetos personales que estaban dentro del mismo. Después de que este tiempo pasa, el prestamista por lo general vende el vehículo en una subasta, se deshace de sus efectos personales, y presenta en su contra una demanda por falta de pago. Una demanda por falta de pago es una acción jurídica para recuperar la deuda (la cantidad que el prestamista dice que todavía le debe porque usted no ha cumplido con las obligaciones pactadas bajo el contrato de venta).

La renovación

Usted puede pedirle al prestamista que restablezca el préstamo que hizo para la compra del vehículo. La renovación del préstamo implica que el prestamista le devuelva el carro por tan sólo el costo de los pagos atrasados. Sin embargo, una vez que el préstamo está en mora y el coche ha sido embargado, el prestamista generalmente acelera el préstamo. Acelerar un préstamo quiere decir que se le exige a usted que pague la totalidad del préstamo, más los gastos del embargo.

La quiebra

Si usted presenta una bancarrota bajo el capítulo 13 y da aviso de la presentación al prestamista inmediatamente después del embargo, o si el prestamista no le devuelve el carro y usted presenta un pedimento de devolución ante el Tribunal para la bancarrota, entonces el prestamista debe devolverle el vehículo, siempre y cuando (1) el carro no haya sido vendido ya a un tercero, y (2) el vehículo es esencial para su recuperación financiera. Si se le exigió al prestamista devolver el coche y no lo devolvió, entonces el prestamista le debe a usted por daños y perjuicios causados.

¿Cómo puedo sacar mis efectos personales del coche?

Si le embargan el vehículo y tiene bienes personales dentro del mismo, usted tiene el derecho a que le devuelvan sus pertenencias. Usted debe contactar inmediato por teléfono a la empresa que se llevó el vehículo. Explique que usted no ha abandonado sus pertenencias y que quiere que se las devuelvan. Para ratificar la conversación, debe enviar inmediatamente una carta por correo certificado, con acuse de recibo, y guardar una copia. La carta debe ser enviada a la oficina de servicio al cliente en la entidad crediticia, así como a la empresa que hizo la retención. La carta debe indicar que desea recoger sus cosas e incluir:

  • Su nombre, dirección y número de teléfono donde se le pueda contactar fácilmente, y
  • La identificación del vehículo, como la fecha en que fue retenido, la marca, modelo y el año.

La carta debe indicar todas las distintas fechas y horas en las que está dispuesto a recoger sus pertenencias. Si la empresa no le permite recuperar sus cosas, usted puede podría entablar una demanda legal por daños y perjuicios. Además, no tiene que pagar para que le devuelvan sus pertenencias.

¿Después de que se embarga el vehículo, que tiene que hacer el prestamista?

Después de la retención, el prestamista debe proporcionar dos notificaciones por escrito.

Primera notificación: el rescate

La primera notificación del prestamista indica que tiene el vehículo y que lo venderá. Esta notificación se le tendrá que entregar al propietario del carro y a todos los compradores o co-firmantes. Se tiene que entregar de manera oportuna, dándole a usted un plazo razonable para rescatar el carro antes de que lo vendan. El derecho a librar el vehículo significa que si paga el préstamo en su totalidad junto con los gastos de la retención, usted lo puede rescatar. El aviso también tiene que contener un número de teléfono a donde usted puede llamar para averiguar cuál es el costo exacto para rescatar el vehículo.

Usted tiene que recibir el primer aviso por lo menos 10 días antes de la propuesta venta. Sin embargo, el derecho de redimir dura hasta que el coche se venda. Además, la notificación ofrece detalles sobre cuándo y dónde será la venta y si la venta será pública o privada. Con esta información, usted puede hacer una oferta en la subasta. Comprarlo de nuevo podría ser más barato que rescatarlo o tratar de comprar otro carro. No obstante, si tiene éxito con su oferta en la subasta, usted todavía podría quedarle debiendo al prestamista, a diferencia que ahora éste no puede amenazarlo con llevársele el vehículo debido a la falta o atraso en los pagos. Sin embargo, el prestamista puede demandarlo en un caso para cobrarle el importe que el mismo alega usted debe en el préstamo.

Segunda notificación: El déficit

Después de la venta, el prestamista le envía una segunda notificación. Esta notificación deberá indicar con precisión la cantidad que el prestamista le ha acreditado a su cuenta debido a la venta junto con la cancelación del contrato de venta. Los prestamistas suelen vender estos vehículos en una subasta privada a la que solo las agencias mayoristas y concesionarios asisten. Debido a que el prestamista hace poca o ninguna publicidad acerca de estas ventas, los precios de los vehículos son a menudo muy bajos, o mucho menor que su valor justo en el mercado. Si cree que esto es lo que el prestamista ha hecho para vender su carro, usted puede usar esto para defenderse en el caso que el prestamista presenta en su contra para cobrarle la deuda. Su defensa contra el prestamista será que, en virtud de la ley-el Código para el Comercio Uniforme, en inglés the Uniform Commercial Code, NJSA 12A: 9-610 (b), el prestamista no tiene derecho a todo el dinero que está cobrando debido a que la venta, no fue "comercialmente razonable" y, en consecuencia, el precio de venta del vehículo fue excesivamente bajo. Si su querella tiene éxito, el tribunal le concederá daños y perjuicios, en virtud de la ley NJSA 12A:9-625, lo cual va a reducir o eliminar la cantidad que usted debe.

Otra forma de reducir la cantidad adeudada es disputar la exactitud de esta segunda notificación. La cantidad que le están cobrando puede haber sido aumentada. Por ejemplo, si usted tenía un contrato de servicio, un seguro suplementario, o diversas formas de seguro al crédito, estas cantidades tienen que ser restadas de la cantidad que el prestamista dice que usted todavía le debe. Además, si usted devolvió el coche voluntariamente en lugar de esperar a que se lo embargaran, el prestamista tiene que reducir los costos del embargo. Sin embargo, después de un fallo por incumplimiento, no hay una gran diferencia entre devolver voluntariamente el carro y esperar a que la empresa se lo lleve. En ambos casos, usted legalmente tendrá que pagarle al prestamista la cantidad adeudada en el préstamo que hizo para la compra del vehículo.

¿Qué es un déficit y qué puedo hacer si el prestamista me demanda para cobrarlo?

A pesar de que un automóvil es embargado estando en excelente condiciones, y el prestamista lo vende en una subasta, el prestamista puede demandarlo para cobrar el saldo restante. El déficit es la cantidad que el prestamista alega que usted todavía le debe porque no cumplió con sus obligaciones bajo el contrato de venta. Usted puede tratar de hacer que el prestamista se comprometa a cancelar (perdonar) el saldo restante en su caso. Eso significa que el prestamista está de acuerdo, por medio de un documento escrito y firmado, en que no va a entablar una demanda de cobranza en su contra. Es una buena idea pedirle a un abogado que le ayude a obtener esta cancelación de parte de la entidad prestamista. Si el prestamista no está dispuesto a anular el saldo, éste tiene cuatro años a partir de la fecha del incumplimiento para demandarle.


El concesionario automotriz y el prestamista tienen que seguir ciertas leyes

Cuando un vehículo es vendido a un consumidor y luego, en caso de que el carro sea embargado, el concesionario y el prestamista tienen que seguir ciertas leyes. Estas incluyen:

  • El código para el comercio uniforme, Uniform Commercial Code,
  • La ley para la venta al por menor y a plazos, Retail Installment Sales Act,
  • La ley para la verdad en los préstamos Truth in Lending Act, and
  • La ley contra el fraude al consumidor, Consumer Fraud Act.

Si no se siguen estas leyes, usted podría tener quejas legales y defensas contra el prestamista. También, podría tener una queja contra el concesionario y la agencia encargada de llevarse el vehículo. Como siempre, no espere demasiado para entablar sus querellas, porque las leyes limitan el tiempo que usted tiene para presentar dichas demandas

 

La última vez que se revisó esta información fue el 7/19/10.

 

Parte superior de la página Condiciones de uso | Normas de confidencialidad

Las personas con bajos ingresos que vivan en Nueva Jersey pueden conseguir ayuda jurídica por teléfono, libre de costos: llame a nuestra línea de asistencia jurídica al 1-888-LSNJ-LAW (1-888-576-5529), de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 5:30 p.m. Si llama desde fuera de Nueva Jersey, marque el 732-572-9100 y pida que le pasen la llamada a la línea directa.